logo gobierno

Menú Principal
maule gratuidad
18 de Enero de 2016

Historias de Gratuidad de la Región del Maule

Fue en el verano de 1981, cuando la Ley de General de Universidades terminó con la gratuidad educativa en Chile, hoy, luego 35 años y tras la promulgación de la Ley Corta de Gratuidad 2016 impulsada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, vuelve a regir en nuestro país la gratuidad en la formación académica, contemplándose en la región cerca de 13 mil beneficiados de los 180 mil en el territorio nacional. Acá, cuatro relatos de familias maulinas sobre el arduo, duro y conmovedor camino hacia el libre acceso a las casas de estudios superiores del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH).

Diario El Centro, ver publicación en versión original aquí http://goo.gl/5FnpiM

UN FRANCO RELATO

Franco Herrera Jiménez nació un 28 de diciembre junto a su hermana melliza, Vanessa, quien igualmente pudo llegar a la universidad gracias a becas, “pero voy a salir endeudada, el Franco no”, señala riendo, enfatizando que “la alegría y sufrimiento la vivimos juntos, sentimos lo mismo, estoy muy contenta por mi hermano, estudiamos juntos, se lo merece”, dice la melliza con la misma risa acompañada ahora de lágrimas en sus ojos dada su emoción al ver a su hermano ya matriculado en Medicina de la Universidad Católica del Maule, tras salir con un 6,8 del colegio Pablo Neruda y ponderar 744 puntos en la PSU

Desde el sillón de la casa del sector sur poniente de Talca que arriendan, y con la emoción única de una madre, Virginia, se esfuerza para asegurar que “no hubiese sido posible que el Franco llegara a la universidad sin la gratuidad, estamos muy agradecidos de que se haya salido justo ahora, fue el mejor regalo de cumpleaños. Yo estoy sin trabajo, hago algunos trabajos en casas particulares, haciendo aseo y esas cosas, vivimos los tres solos y pagamos un arriendo de 70 mil pesos, con la beca de la Vanessa vamos al súper con la tarjeta y compramos algunas cositas, así que imagínese la alegría de que mi niño pueda estudiar gratis y ser médico”.

Franco no pierde la sensibilidad familiar y social, con la Simona, la mascota de la casa en sus manos, es concreto al señalar que “yo estoy consciente que la gratuidad es algo nuevo para el país y que se está luchando por eso. El Gobierno nos está dando la posibilidad a nosotros, nos está regalando dinero a nosotros para nuestros estudios, entonces hay que retribuirlo de alguna forma, entonces yo saliendo de medicina, voy a trabajar en hospitales públicos, porque yo vengo de ahí, yo me atiendo en la salud pública, al igual que mi mamá y mi hermana. Siempre hemos sido de atención en “polis” (policlínicos) a través de Fonasa, entonces sería ilógico que yo no trabajará en un futuro en ellos si provengo, junto a mi familia, de ahí. Felíz”.

Foto 1

Foto 1: Franco junto a su familia, reconoció que “incluso me desmaye varias veces por la angustia de no saber si podría estudiar en la universidad”.

EL SUEÑO DE JOSÉ

En Linares, José Ignacio Díaz es orgullo de la Villa San Ambrosio. Tras salir de la Escuela Agrícola Salesiana Don Bosco con un promedio 6,6 en la enseñanza media, obtuvo puntaje nacional en Historia con 850 puntos y regional en Lenguaje con 824 puntos, ponderando 805 en la PSU, con lo que accedió en un cuarto lugar a la carrera de Derecho en la Pontificia Universidad Católica, lo que llena de orgullo a su madre, Beatriz Díaz, quién junto a José Ignacio viven de allegados en casa de su abuela con solo el ingreso de ella, el que alcanza el salario mínimo tras sus jornadas laborales en el Obispado de Linares, “así que imagínese como recibimos esto de la gratuidad, felices, porque de otra manera ninguna posibilidad, cero posibilidad que mi hijo hubiese podido ingresar a la universidad, imagínese, a la mejor facultad de derecho del país en una de las mejores universidades del país y creo que la cuarta de Latinoamérica. Ni siquiera en los sueños más locos hubiese sido posible, así que estamos muy, pero muy agradecidos del Gobierno, de la Presidenta y de quienes hicieron posible que esto se haya hecho efectivo este año para que mi chiquillo, tan talentoso, hubiese podido entrar a la universidad, de lo contrario habría sido muy frustrante no poder comenzar a cumplir su sueño de ser abogado”, cuenta Beatriz llena de orgullo y emoción mientras juntaba documentos solicitados para acceder a la residencia de la PUC donde vivirá José Ignacio de manera gratuita gracias a la universidad, el Estado y su esfuerzo.

Es el propio José Ignacio, quien con una pequeña dificultad al hablar dado su paladar palatino, lo que no impide su locuacidad al momento de asegurar que “no fue fácil, fue un duro camino para llegar a este lugar, con incertidumbre y siempre esperanzados de que lograran la gratuidad, así ocurrió, de lo contario no hubiese podido estudiar derecho, que era mi sueño, así que agradezco esta posibilidad que se meda, especialmente al movimiento estudiantil que logró que esto pasará, yo marché en ocasiones por la gratuidad en la educación, así que gracias a los movimiento estudiantiles que alzaron su voz para ser escuchados, se ha logrado la gratuidad, lo que nos hace parte a todos de este logro en el país”.

Foto2

Foto 2: Gerardo Villagra, Gobernador de Cauquenes, apadrinó a José Ignacio quien en la foto aparece junto a su madre Beatriz

ADIOS A LAS VEGAS

Desde el Fundo Agrícola La Vegas de la localidad de Quilvo, Tanía Lanzellote Becerra salió todos los días de los últimos cuatro años, con destino al Liceo Arturo Alessandri Palma de Romeral, provincia de Curicó, para concluir finalmente su enseñanza media con un promedio 6,1. Es la primera mujer de su familia que ingresa a la universidad y lo hará a la Católica del Maule de la capital provincial tras ponderar 583 puntos en la PSU. Algo tímida, pero consciente del beneficio que le permitirá educarse gratuitamente, Tanía se emociona en silencio al mirar a su madre Juana Becerra, dueña de casa, quIen trabajó junto a ella codo a codo en su proceso estudiantil. “Mi hija siempre tuvo buena cabeza, yo la veía estudiar y esforzarse, nos acompañábamos en invierno y en verano y ella estudiaba, a veces no es fácil acá en el campo, pero ella demostró que con esfuerzo se puede, ahora gracias a la gratuidad va a poder estudiar lo que ella quiere, de otra forma no podría haber sido, yo cuido algunos animalitos y con eso aportamos al sueldo mínimo de mi marido, con eso no alcanza para el estudio, así que imagínese”.

Tania, mirando a su madre con emoción y pocas palabras llama a los demás estudiantes de la zona “a que se esfuercen, ahora se puede estudiar gratis con buenas notas, el sacrificio vale la pena y por eso voy a estudiar en la Universidad Católica del Maule lo quiero, Trabajo Social, este proceso de gratuidad significa mucho para nosotros ya que era imposible poder pagar la carrera, no tenemos los medios para poder pagarlo, así que nos parece muy bien, ya que hay muchas familias que no tienen los medios para poder financiar una carrera, así que les digo a los jóvenes que sigan estudiando, esforzándose, porqué realmente se puede”.

Foto 3.1

Foto 3: “Este es un premio al esfuerzo de Tania, quien gracias a la gratuidad implementada por el Gobierno de la Presidenta Bachelet, será un Trabajadora Social”, señaló la Gobernadora de Curicó, Cristina Bravo.

HIJO DE REYES

Ingeniería Civil Bioinformática en la Universidad de Talca, esa es la carrera escogida por Mauricio González Reyes, ex alumno del colegio Juan Pía Marta de la capital regional, es también beneficiado por la gratuidad en educación superior. 6,8 fue el promedio en su enseñanza media y 712 ponderó en la PSU. Él, es el mayor de tres hermanos (Constanza y Matías), quienes viven junto a su madre Ximena Reyes, madre soltera que trabaja vendiendo ropa usada en el sector sur de la ciudad

Mauricio se encontraba dispuesto este año a trabajar, pero por estos días sus planes cambiaron… “Quiero agradecer de antemano este sistema de gratuidad de ley corta que le llaman, que es la que al menos la Presidenta estuvo luchando hasta el último momento, hasta la última semana de que entregaran los resultados de la PSU. Lo más seguro que es este año no habría podido estudiar”, comentó el futuro ingeniero civil.

La madre de Mauricio no ocultó en ningún momento su alegría y orgullo por su hijo, quien en marzo comenzará sus estudios, “estoy muy contenta y quiero darle gracias a la Presidenta por todo esto, él todos los años fue excelente alumno y con esto estamos muy feliz. Yo creo que ahora hay muchas familias igual que yo, sin la gratuidad hubiese sido imposible que mi hijo fuera estudiante universitario, muy agradecida, contenta y feliz de tener a las autoridades acompañándonos en este proceso”.

Foto 4

Foto 4: Mauricio recibió la visita de las autoridades de Gobierno como parte del proceso de acompañamiento en la gratuidad 2016.

CON AUTORIDAD

Fuerte y claro, el Intendente del Maule, Pablo Meza, manifestó que “la gratuidad es un derecho que nosotros pretendemos que sea universal para todos los alumnos y alumnas de Chile, y darle la tranquilidad y certeza que con estas reformas que estamos logrando puedan los jóvenes de talento cumplir con sus objetivos profesionales que sirven al país a través de diferentes áreas”.

Por su parte, el Seremi de Gobierno, Hernán Núñez, agregó que “hoy en Chile al educación comienza a ser un derecho y no un bien de consumo, el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet cumple sus compromisos adquiridos con la ciudadanía y seguiremos avanzando en las transformaciones sociales mandatadas por los chilenos y chilenas plasmados en el Programa de nuestro Gobierno”.